Trastornos por tics


Los trastornos por tics “se caracterizan como vocalizaciones o movimientos motores estereotipados, súbitos, rápidos, recurrentes, no rítmicos” (APA, 2000 en Caballo, 2001, p. 355).  Dentro de estos trastornos se encuentra: trastorno de la Tourette, trastorno de tics motores o vocales crónicos, trastorno de tics transitorios y trastorno de tics no especificado. Para poder realizar el diagnostico el inicio de los síntomas debe darse antes de los 18 años. Los tics se consideran transitorios si los síntomas ocurren en un lapso de tiempo menor a los 12 meses, se consideran crónicos si los síntomas perduran más de 12 meses.

Tics motores

Se definen como movimientos musculares rápidos y aparentemente involuntarios repetitivos o bruscos, que son diferentes de los espasmos, la corea o los temblores (Woods y Miltenberger, 1995 en Caballo, 2001, p. 356). Como se mencionó anteriormente pueden clasificarse como tics motores simples como lo es parpadear, arrugar la nariz, sacudir el cuello, levantar los hombros, hacer muecas faciales y tensar el abdomen, además duran unos milisegundos, mientras que los tics motores complejos que incluyen hacer gestos con las manos, saltar, tocar, apretar, dar golpes en el suelo con los pies, contorsiones faciales, olfatear repetidas veces un objeto, agacharse, colocarse en posturas poco habituales, la duración de estos es de mayor tiempo.

 

Tics vocales

Vocalizaciones súbitas, rápidas, recurrentes, no rítmicas pueden ser simples o complejos y crónicos o transitorios. Los tics vocales simples son sonidos ininteligibles como aclarar la garganta, gruñir, inspirar, resoplar y gorgojear. Los tics vocales complejos implican al habla y al lenguaje e incluyen la expresión súbita y espontánea de palabras aisladas o de frases, cambios repentinos y sin sentido en el tono o en el énfasis o en el volumen de la voz, palilalia, ecolalia, coprolalia.

El síndrome de la Tourette (ST)

El APA 2000, describe el trastorno de la siguiente manera. Consiste en tics motores múltiples y uno o más tics vocales. No es necesario que los tics ocurran al mismo tiempo. El niño no tiene que haber tenido un periodo libre de tics durante tres meses consecutivos y debe haber estado manifestando tics durante al menos un año. Es importante descartar que estas conductas se deban a los efectos directos de la medicación o de alguna enfermedad médica. Generalmente se cree que la coprolalia es un tic vocal frecuente en el ST, pero en realidad se da en menos del 10% de los casos y no es necesario para un diagnostico de la Tourette.

Según el DSM-IV-TR, (2000) los criterios diagnósticos para dicho trastorno son:

A. En algún momento a lo largo de la enfermedad ha habido tics motores múltiples y uno o más tics vocales, aunque no necesariamente de modo simultáneo, (una vocalización o movimiento súbito, rápido, recurrente, no rítmico y estereotipado.)

B. Los tics aparecen varias veces al día (habitualmente en oleadas) casi cada día o intermitentemente a lo largo de un período de más de 1 año, y durante este tiempo nunca hay un período libre de tics superior a más de 3 meses consecutivos.

C. El trastorno provoca un notable malestar o deterioro significativo social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D. El inicio es anterior a los 18 años de edad.

E. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de un fármaco (p. ej., estimulante) o de una enfermedad médica (p. ej., enfermedad de Huntington o encefalitis pos vírica).

Todos los trastornos por tics descritos hasta el momento conllevan a las consecuencias negativas para la persona que los manifiesta, como el ser percibido menos  aceptable socialmente que las personas que no manifiestan este tipo de conductas. Se les cataloga de “raros” además en el ST también se asocian consecuencias negativas físicas como lo es la posibilidad de cortes, quemaduras y magulladuras.

2 Comments (+add yours?)

  1. AdrianaGutiérrez
    Apr 21, 2011 @ 01:14:39

    Los profesionales en el área de la educación deben tener una vasta formación en cuanto a estos trastornos se refiere y poder así estar alertas antes las manifestaciones que alguno de sus alumnos pueda presentar.
    No es posible que las personas sigan siendo discriminadas por algo que la naturaleza les ha dado, todos somos diferentes y no por eso debemos excluirnos sino respetarnos y aceptarnos en nuestras diferencias.

    Reply

  2. Karina Velásquez
    Apr 25, 2011 @ 22:31:15

    Los trastornos por tics causan grandes dificultades para los niños en aspectos como la socialización e interacción en las aulas. Lo importante es brindar psicoeducación para integrar a los niños al ambiente educativo sin la sensación de exclusión.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: