Intervención de los Trastornos emocionales y de conducta

 

Los métodos de análisis conductual aplicado y la enseñanza directa de habilidades de autorregulación pueden ser útiles para los estudiantes con trastornos emocionales y de conducta.  Terri Swanson (2005, citada por Woolfolk) brinda las siguientes ideas:

–          Estructurar el ambiente

–          Estructurar los horarios

–          Estructurar las actividades

–          Estructurar reglas y rutinas

La caracterización de esta población debe estar dirigida hacia los apoyos que requiere para aprender sobre el manejo adecuado de las relaciones sociales, las condiciones de riesgo social que lo rodean, el control de sus impulsos, el aprendizaje de conductas básicas, el aprovechamiento de los periodos lectivos y las situaciones de enseñanza-aprendizaje, o el aprendizaje de técnicas de autocontrol, el entrenamiento en relajación, el entrenamiento en técnicas de comunicación asertiva, aprendizaje de conducta social, entrenamiento en interacción social y otros aspectos conductuales y emocionales que interfieran en la adquisición de nuevos conocimientos en sus diferentes áreas de desarrollo, tanto fuera del aula como dentro de ella.

Intervención por parte del MEP

En respuesta a las diversas necesidades que presentan los estudiantes con problemas emocionales y de conducta, se crearon una serie de modalidades que les atienden en su diversidad. Independiente de las modalidades, sea este el Servicio Educativo de Apoyo Itinerante o el Servicio Educativo de apoyo fijo, los puntos a tratar son:

1.                         Evaluación educativa del estudiante, de su contexto familiar, escolar y comunal.

2.                         Atención en contexto aula.

3.                         Atención individual del estudiante.

4.                         Atención en contexto escolar y comunidad.

5.                         Contexto hogar.

6.                         Orientación a padres o encargados.

7.                         Asesoramiento docente.

8.                         Coordinación interinstitucional y Redes de apoyo comunal.

9.                         Programa semanal diario.

10.                     Informe final.

11.                     Expediente del estudiante.

12.                     Toma de decisiones.

13.                     Seguimiento y control.

14.                     Priorización.

15.                     Lista de estudiantes.

16.                     Información a los padres.

2 Comments (+add yours?)

  1. Gladys
    Apr 24, 2011 @ 01:32:40

    Tanto el apoyo itinerante como el fijo son dos formas en las que el MEP logra incursionar en los apoyos de tipo emocional y de conducta. Que bueno que esto se realice, pues son dos factores que inciden directamente en los procesos E-A. Si las escuelas no tienen a un psicólogo fijo pues el modelo itinerante puede ayudar en algo, aunque habría que ver hasta dónde tiene alcance. Recordemos que esta disciplina debe responder hacia un proceso, no de algo puntual que se pueda contener simplemente, sino de encontrarle verdaderas soluciones.

    Reply

  2. Karina Velásquez
    Apr 25, 2011 @ 23:16:14

    La intervención de aspectos emocionales debe tomar en cuenta el contexto en el que se desenvuelve el menor. A su vez, la coordinación con padres de familia y docentes es un aspecto fundamental. No todas las instituciones cuentan con un psicólogo que pueda dar una intervención en crisis y por ello es importante que se logre capacitar a los profesionales en la detección de los mismos.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: